Golpes duros…

Golpes duros…

Si decimos que este finde ha sido duro nos quedamos cortos.
Dos destinos nos esperaban Viernes y Sábado y con las ganas que teníamos de volver a echarnos a la carretera con los instrumentos a espaldas ni el calor insufrible de Mordor podría hacernos desistir.

Llegada a Alicante, una rápida paradita en el piso para retomar fuerzas. La hora de la prueba se acercaba y en el puerto nos esperaban unos cuantos galeones que se les habían escapado al capitán Jack.
Descarga rápida en la Sala Marearock , prueba rápida con un equipo técnico impresionante. Una cenita a orillas del mar antes de que llegue la hora de ver qué tal se portaba Alicante. Nuestros ancestros maorís se apoderaron de nosotros, así que nos pusimos las armaduras y nos dispusimos a ahuyentar a los malos espíritus; aunque parece ser que se esfumó algo más que eso…

Una gozada compartir escenario junto a THEROTADOS y Cuervos Y una gozada el poder ver a familiares y amigos en el público estando lejos de casa, siempre te dan la inyección de moral necesaria.
El sábado pintaba largo, más de 4 horas de viaje nos separaban de Málaga. Una única parada en el camino a base de bocadillos de calamares, sopa y arroz con leche y a seguir girando. Nos acompañaron los Allman Brothers, Stealy Dan, Jeff Lynn, Paul, John, George y Ringo, Quique González, Los Zigarros…
Llegamos con la hora más justa de lo habitual, colchones hinchables y maletas volando por todos lados para acoplar a 6 personas, un bajo y una mandolina en un salón como piezas de tetris. Cortesía del gran Fugitivo.

La prueba en la sala The Hall, más que una prueba, parecía una carrera entre una tortuga y un caracol. Siempre supervisado por el hermano gemelo de Slowhand (el cual aún nos preguntamos qué se le había perdido por Málaga). Ensayos de coros antes del concierto, voces imprevistas de última hora, cantar entre unos y otros para conseguir sacar todo adelante y un pequeño encuentro con el dios Heineken para retomar fuerzas 5 minutos antes de salir al escenario juntos a nuestros compañeros Los Fugitivos del Swing.
El calor del Averno se empeñó en seguirnos durante todo el viaje, así que tuvimos que combatirlo de la única forma que podíamos, cuanta menos ropa lleváramos mejor.

Después del concierto fuimos recompensados con una cena de taperío inolvidable. No paraban de salir platos… Luego en el ZZ nos encontramos a unos colegas que también habían tocado esa noche, Quique González y los Detectives creo que se llaman 😉 . El Fugitivo triunfó y se fue con el premio a casa. Nosotros sobamos como marmotas hasta la hora de volver a casa.

Esto sigue Incompetentes y esperemos que no pare nunca. Estamos conociendo a todo tipo de gente gracias a La Teoría del Caos (buenos, malos, regulares e increíbles).

Gracias a los que nos arropáis con vuestros ánimos, vuestra fuerza y vuestro rock and roll. Y gracias a Anabel por acompañarnos y ayudarnos durante todo el fin de semana con sus fotos y su esfuerzo.

Nos veremos pronto las caras, no hay que descansar.

‘’Hay que ir directos al ojo’’ -Natxo Tamarit (Los Zigarros)

Álex.

1011jun_1 1011jun_3 1011jun_4

Leave a Reply

Your email address will not be published.